¿Qué hacemos en nuestra Oficina?

Te ayudamos y asesoramos de forma gratuita para digitalizar tu negocio

Foto4

¿Qué es Acelera Pyme?

Mallorca Activa, en colaboración con Red.es y el Consell de Mallorca, ha puesto en marcha el Programa Oficinas Acelera Pyme Rural como medida clave en la lucha contra el impacto económico de la COVID-19.

La Oficina Acelera Pyme Rural es un espacio físico y virtual en el que se realizan tareas de asesoramiento y soporte tecnológico a las empresas en su proceso de transformación digital.

Si eres una pequeña o mediana empresa, una de nueva creación, autónomo o emprendedor,

contacta con nosotros y te asesoraremos gratuitamente.

Analizamos tu negocio

Nuestro equipo de agentes analizará las necesidades de tu empresa a través de un diagnóstico de madurez digital, una matriz DAFO, la situación del mercado y las tecnologías disponibles para su resolución.

Consultoría gratuita

Foto2
Foto3

Te proponemos un plan

Te mostraremos un plan ajustado a tus recursos y necesidades para que mejores y digitalices tu negocio. Según el tipo y tamaño de tu empresa, te proporcionaremos:

Te ofreceremos información orientativa sobre estrategias, canales y tecnologías que pueden ayudarte a mejorar tu gestión de procesos, oa conseguir más visibilidad y captación de clientes tanto online como offline.

Analizaremos la situación y necesidades de tu empresa y elaboraremos un informe de estrategia dirigido a reforzar tu visibilidad en canales de comunicación digitales, como las redes sociales, el sitio web, WhatsApp Business o Google My Business.

Después de un análisis profundo de la situación y necesidades de tu empresa, realizaremos a tu lado un plan de transformación que guíe la digitalización de los procesos, metodologías, y canales de gestión y comunicación de tu empresa.

Foto5

Contacta con nosotros

Contacta con la Oficina Acelera Pyme Mallorca Activa para transmitir a nuestros agentes tus necesidades e incertidumbres. Puedes hacerlo mediante correo electrónico, nuestro formulario de contacto, por teléfono oa través de nuestras redes sociales. Después de este primer contacto, nos pondremos en marcha para impulsar la digitalización de su proyecto.

Preguntas frecuentes

Conoce los conceptos básicos para entender qué es la transformación digital o digitalización, y qué herramientas o tecnologías son clave para su implementación en tu empresa.

La transformación digital de un negocio es el proceso mediante el cual una empresa adopta tecnologías digitales y reestructura sus procesos y estrategias para aprovechar al máximo las oportunidades que brinda el entorno digital en el que opera. Esta transformación busca mejorar la eficiencia operativa, aumentar la competitividad, brindar mejores experiencias a sus clientes y adaptarse a las demandas cambiantes del mercado.

Los fundamentos de la transformación digital son los principales elementos que sustentan y guían el proceso de digitalización de una empresa. Éstos proporcionan una base sólida para la implementación efectiva de la estrategia de transformación digital. A continuación, se mencionan los principales:

1. Estrategia digital.

2. Cultura organizacional.

3. Tecnología y herramientas digitales.

4. Experiencia del cliente.

5. Datos y análisis.

6. Agilidad y flexibilidad.

7. Talento y capacitación.

Al centrarse en estos fundamentos y trabajar de forma holística en la transformación digital, las empresas pueden conseguir un cambio significativo y efectivo en su modo de operar y ofrecer valor a sus clientes en el entorno digital actual.

Como autónomo o propietario de una micropyme, la decisión de asumir la transformación digital dependerá de varios factores como el tipo de negocio que tengas, tus objetivos comerciales, tus recursos disponibles y el nivel de competencia en tu sector.

En cualquier caso, la transformación digital implica siempre una mejora en la eficiencia en cualquier área de tu empresa y favorecerá su competitividad.

En cualquier caso, la transformación digital implica siempre una mejora en la eficiencia en cualquier área de tu empresa y favorecerá la competitividad.

Implementar la transformación digital en tu negocio puede parecer un reto pero, con una planificación adecuada y un enfoque pasa a paso, puedes empezar a dar los primeros pasos hacia la digitalización. Aquí tienes una guía para ayudarte a empezar:

1. Evalúa tu negocio y objetivos.

2. Crea una estrategia digital.

3. Involucra a tu equipo de trabajadores o colaboradores.

4. Prioriza proyectos digitales siempre que sea posible.

5. Mejora tu presencia online.

6. Utiliza herramientas digitales.

7. Automatiza procesos.

8. Aprovecha las redes sociales y el marketing digital.

9. Recopila y analiza datos.

10. Establece un proceso de mejora continua.

Recuerda que la transformación digital es un proceso paulatino y que cada negocio tiene su propio ritmo de adaptación. Lo importante es dar el primer paso y seguir avanzando en la dirección correcta. La clave es ser ágil, estar dispuesto a aprender y adaptarse a medida que avances en el proceso de digitalización de tu negocio.

El coste de la transformación digital puede variar significativamente según el tamaño de tu negocio, la industria en la que operas, el alcance de la transformación y las tecnologías específicas que desees implementar. No existe una respuesta única para todos, ya que cada empresa tiene sus propias necesidades y recursos.

Es importante realizar un análisis detallado de los costes involucrados en tu caso específico antes de empezar la transformación digital.

Recuerda que la transformación digital es una inversión a largo plazo en la competitividad y crecimiento de tu negocio. Si se realiza de forma efectiva, puede generar beneficios significativos a lo largo del tiempo.

La necesidad de contratar personal especializado durante la transformación digital dependerá del alcance y complejidad de los cambios que planees implementar. Si bien es cierto que contar con personal con habilidades digitales puede ser beneficioso para llevar a cabo la digitalización de tu negocio de forma más efectiva, no siempre es obligatorio hacerlo de inmediato.

Recuerda que la transformación digital no se refiere sólo a la tecnología, sino también a cambiar la cultura organizacional y adaptar la mentalidad de la empresa para abrazar el cambio. Es importante involucrar a todo el equipo en el proceso y fomentar una cultura de aprendizaje y mejora continua.

Ten en cuenta que no siempre es necesario contratar a personal especializado inmediatamente para acometer la transformación digital de tu empresa. Puedes aprovechar al máximo el talento interno y acudir a expertos externos según sea necesario para impulsar la digitalización de tu negocio. Lo importante es asegurarse de que tengas las habilidades y recursos adecuados para implementar efectivamente la estrategia de transformación digital que hayas definido.

La responsabilidad de la transformación digital de tu negocio recae en ti como propietario o líder de la empresa. Como máximo responsable, debes liderar el proceso y asegurarte de que la transformación digital se convierta en una prioridad en la estrategia general de tu negocio. Sin embargo, la implementación efectiva de la transformación digital es un esfuerzo colaborativo que involucra a diferentes partes dentro de la organización.

Es esencial que exista una comunicación abierta y una efectiva colaboración entre todas las partes para asegurar el éxito de la transformación digital. La transformación digital no es sólo una tarea técnica, sino que también requiere cambios en la cultura y la mentalidad de la organización. Todos los miembros del equipo deben estar alineados y comprometidos con los objetivos de la transformación.

Recuerda que la transformación digital es un proceso continuado y requiere un liderazgo sólido y una planificación cuidadosa para obtener los mejores resultados.

No existe una fórmula única y definitiva para el éxito en la transformación digital, puesto que cada negocio es único y enfrenta diferentes desafíos en su proceso de digitalización. Sin embargo, existen algunos principios clave y mejores prácticas que pueden ayudarte a aumentar las posibilidades de éxito en tu transformación digital:

1. Definir una visión clara.

2. Comprometerse desde la alta dirección.

3. Entender las necesidades del cliente.

4. Adoptar un enfoque ágil.

5. Capacitar y empoderar al personal.

6. Evaluar y medir el progreso.

7. Fomentar la cultura del aprendizaje.

8. Integrar la tecnología adecuada.

9. Comunicar de forma efectiva.

10. Adaptarse y ser flexible.

Recuerda que la transformación digital es un viaje continuo y que no se trata de conseguir una meta final, sino de mantener una mentalidad abierta a la innovación y mejora constante. Cada empresa tendrá su propia ruta hacia el éxito en la transformación digital, por lo que resulta esencial adaptar las estrategias y enfoques a las necesidades específicas de tu negocio.

El marketing digital es una disciplina del marketing que utiliza tecnologías digitales y canales online para promocionar productos, servicios o marcas y llegar a una audiencia específica. A diferencia del marketing tradicional, que se basa en medios impresos, televisión y radio, el marketing digital se lleva a cabo a través de plataformas digitales y canales online, aprovechando las ventajas de la conectividad global y las interacciones en tiempo real.

Algunos de los principales componentes del marketing digital incluyen:

1. Sitio web.

2. Redes sociales.

3. Marketing de contenidos.

4. SEO (Search Engine Optimization).

5. Publicidad online (SEM).

6. Marketing por correo electrónico.

7. Marketing de afiliación.

El marketing digital ofrece numerosas ventajas, como la posibilidad de llegar a una audiencia global, medir y rastrear el rendimiento de sus campañas, dirigirse a segmentos específicos de la audiencia y obtener resultados en tiempo real. Es una herramienta esencial para las empresas en la era digital y ha cambiado la forma en que las empresas se conectan con sus clientes y promocionan sus productos y servicios.

CRM son las siglas de Customer Relationship Management, que en catalán se traducen como Gestión de la Relación con los Clientes. Un CRM es una herramienta tecnológica que permite a las empresas gestionar de forma integral las interacciones y relaciones con sus clientes, desde el proceso de captación hasta el servicio posventa. Su principal objetivo es mejorar la satisfacción del cliente y optimizar la eficiencia de las operaciones comerciales.

Un sistema CRM centraliza y organiza la información de los clientes en una base de datos, lo que facilita el acceso a datos clave, historiales de interacción y preferencias del cliente.

Estamos frente a una herramienta valiosa para cualquier empresa que busca mejorar las relaciones con sus clientes, optimizar operaciones y aumentar la eficiencia de las ventas y el marketing. Al centrarse en la satisfacción del cliente y en la personalización de las interacciones, un CRM contribuye a construir relaciones sólidas y duraderas con los clientes, lo que se traduce en un crecimiento sostenible del negocio.

Un ERP, por sus siglas en inglés Enterprise Resource Planning (Planificación de Recursos Empresariales), es un sistema integrado de gestión empresarial que permite a las empresas centralizar y gestionar de forma eficiente sus procesos y recursos en todas las áreas de la organización.


Uno
ERP es una solución tecnológica que abarca diversas funciones y departamentos, como finanzas, contabilidad, recursos humanos, ventas, compras, inventario y producción, entre otros. La principal característica de un ERP es que todos estos módulos operan en una base de datos común, lo que garantiza que la información se actualice en tiempo real y se comparta entre todos los departamentos.


El ERP es una herramienta esencial para las empresas que buscan mejorar su gestión interna, aumentar la eficiencia operativa, tomar decisiones basadas en datos y optimizar sus recursos en general. Al centralizar y compartir información en tiempo real, un ERP contribuye a unificar y fortalecer la gestión empresarial en todas las áreas de la organización.

Ser omnicanal significa ofrecer a sus clientes una experiencia de compra y servicio coherente y sin problemas a través de todos los canales y puntos de contacto disponibles. En otras palabras, se trata de integrar y unificar todos los canales de venta y comunicación de una empresa para proporcionar una experiencia consistente y fluida para el cliente, independientemente de cómo interactúe con la marca.

Los canales de interacción con los clientes pueden incluir tiendas físicas, sitio web, aplicaciones móviles, redes sociales, correo electrónico, chat online, atención telefónica y cualquier otro medio de comunicación utilizado por la empresa. El enfoque omnicanal se centra en garantizar que la experiencia del cliente sea continua y sin interrupciones al cambiar entre distintos canales.

El enfoque omnicanal es esencial en un mundo en el que los clientes interactúan con las marcas a través de múltiples canales y dispositivos. Ofrecer una experiencia fluida y coherente en todos los puntos de contacto puede generar mayor satisfacción y fidelidad del cliente, lo que a su vez puede impulsar el crecimiento y éxito a largo plazo de la empresa.

La Industria 4.0, también conocida como la Cuarta Revolución Industrial, es un concepto que describe la transformación digital de la industria y la manufactura mediante la adopción de tecnologías avanzadas y la interconexión de sistemas en un entorno de producción inteligente y automatizado.

El término “Industria 4.0” fue acuñado por el gobierno alemán en 2011 como parte de un proyecto estratégico para promover la digitalización y la conectividad en la industria manufacturera. Desde entonces, el concepto se ha extendido y adoptado a nivel global para describir la evolución de la industria hacia la era digital.

El objetivo de la Industria 4.0 es crear fábricas y sistemas de producción más inteligentes, flexibles y eficientes que puedan responder rápidamente a los cambios del mercado y demandas de los clientes. La digitalización y la interconexión de todos los elementos en la cadena de producción permiten una mayor personalización, eficiencia y capacidad de adaptación a la industria moderna.

Business Intelligence (BI) es un conjunto de tecnologías, herramientas y prácticas que permiten a las empresas recopilar, analizar y presentar datos empresariales para facilitar la toma de decisiones informadas y estratégicas. El objetivo principal del Business Intelligence es transformar datos brutos en información significativa y comprensible que ayude a los líderes y gerentes a comprender el rendimiento empresarial, identificar tendencias, oportunidades y desafíos, y tomar decisiones basadas en datos.

El Business Intelligence se ha convertido en una herramienta fundamental para las empresas modernas que buscan aprovechar los datos y la información para tomar decisiones más inteligentes y estratégicas. Con el aumento de la cantidad de datos disponibles en el mundo digital actual, el BI es cada vez mayor para la toma de decisiones efectiva y la gestión empresarial de éxito.

El Big Data es un término que se utiliza para describir conjuntos de datos extremadamente grandes y complejos que superan la capacidad de las herramientas tradicionales de procesamiento y análisis de datos para manejarlos de forma eficiente. Estos datos son generados a una alta velocidad, provienen de diversas fuentes y pueden ser estructurados, semiestructurados o no estructurados.

El análisis de Big Data se realiza utilizando técnicas y herramientas avanzadas de procesamiento de datos, como la computación en la nube, el análisis de datos distribuidos y el aprendizaje automático (machine learning), entre otros. Estos métodos permiten descubrir patrones, tendencias y relaciones ocultas en los datos que pueden proporcionar información valiosa para la toma de decisiones y la identificación de oportunidades de negocio.

El Big Data tiene aplicaciones en diversas industrias, como el marketing, la medicina, la investigación científica, el transporte y la logística, entre otros. A medida que la cantidad de datos generados sigue creciendo, el análisis de Big Data se vuelve cada vez más relevante y esencial para obtener una ventaja competitiva y una comprensión más profunda del mundo en el que vivimos.

Cloud Computing, o “computación en la nube”, es un modelo de prestación de servicios de computación a través de internet. En lugar de almacenar y acceder a datos o programas en computadoras locales o servidores físicos, el Cloud Computing permite a las empresas y usuarios acceder a recursos de computación a través de internet, utilizando servidores remotos alojados en centros de datos de proveedores de servicios en la nube.

En este modelo, los recursos informáticos, como el almacenamiento, la potencia de procesamiento, las aplicaciones y el software, se proporcionan como un servicio bajo demanda y pueden escalarse según sea necesario. Esto significa que los usuarios pueden acceder a estos recursos y servicios en cualquier momento y desde cualquier sitio con acceso a internet, sin tener que preocuparse por la gestión y mantenimiento de la infraestructura de tecnologías de la información (TI) subyacente.


El Cloud Computing ha transformado la forma en la que las empresas y usuarios acceden a recursos informáticos y ha permitido una mayor flexibilidad, escalabilidad y eficiencia en la gestión de TI. Al mismo tiempo, plantea desafíos en términos de seguridad y privacidad de datos, por lo que es esencial adoptar prácticas de seguridad adecuadas al utilizar servicios en la nube.

La Internet de las Cosas (IoT, por su acrónimo inglés) se refiere a la interconexión de objetos físicos o dispositivos a través de internet, permitiéndoles recopilar y compartir datos, comunicarse y tomar acciones inteligentes sin necesidad de intervención humana directa. Básicamente, la IdC implica dotar de capacidad de conexión y comunicación a objetos cotidianos para convertirlos en cosas inteligentes.

Estos objetos o dispositivos pueden incluir una amplia gama de elementos, desde electrodomésticos, sensores y vehículos hasta dispositivos de seguimiento de la salud, infraestructuras de ciudades inteligentes y equipos industriales, entre otros. Cada uno de estos dispositivos está equipado con sensores, actuadores y tecnologías de conectividad que les permiten recopilar datos del entorno, comunicarse con otros dispositivos y enviar información a plataformas de análisis.

La IdC está impulsando la evolución hacia un mundo más conectado e inteligente, ofreciendo soluciones innovadoras y mejorando la eficiencia y calidad de vida en muchos ámbitos. Sin embargo, también plantea desafíos en términos de seguridad, privacidad de datos y gestión de la enorme cantidad de datos generados.

La Experiencia del Cliente, también conocida como Customer Experience (CX), se refiere a todas las interacciones y percepciones que un cliente tiene en todo el ciclo de vida de su relación con una empresa, producto o marca. CX abarca cada punto de contacto que un cliente tiene con la empresa, ya sea antes, durante o después de una compra, e incluye todas las experiencias emocionales, cognitivas y conductuales que experimenta durante estas interacciones.

Esta experiencia va más allá de la simple satisfacción con un producto o servicio. Se centra en cómo un cliente se siente en cada etapa del proceso de compra y cómo todas estas experiencias se acumulan para formar una impresión general de la empresa. Una experiencia positiva puede generar lealtad y referencias y aumentar la retención de clientes, mientras que una experiencia negativa puede llevar a la pérdida de clientes y afectar a la reputación de la marca.

La Experiencia del Cliente se ha convertido en un área de enfoque estratégico para muchas empresas, ya que una experiencia positiva puede generar clientes leales y satisfechos que devuelvan y recomienden la marca a otros. Las empresas exitosas buscan comprender las necesidades y expectativas de sus clientes y trabajan continuamente en mejorar y optimizar la CX para ofrecer un valor agregado y diferenciarse en un mercado competitivo.

Ponte en contacto con nosotros

Nombre *
Empresa *
CIF/NIF *
Sector Principal *
Teléfono *
Email *
Mensaje
He leído y acepto las bases legales*